Los problemas de los estupefacientes (1)

# F. J. Villatoro #

Lee este artículo sobre el problema de la droga.
Rellena los blancos con una palabra de la lista
fotoDiez minutos bastan: en una discoteca, a un camello, pastillas e ingerirlas es un proceso sorprendentemente fácil en Barcelona. La psicosis desatada por la de dos jóvenes en una fiesta de Málaga no ha afectado en exceso al , que este fin de semana seguía efervescente, aunque la compraventa se hacía con mayor . "Una cuesta seis euros, a partir de tres, lo pactamos", disparaba impasible un habitual de un famoso local barcelonés. Entrada la madrugada, era posible adquirir pastillas a cuatro sin problemas. Muchos establecimientos hacen la vista ante la presencia de : saben que hará que los se queden más rato en la y se aseguran de que no tendrán que irse a otro local en busca de . La única máxima es no hacer ostentación ni del trapicheo ni del . Un rinconcito o el lavabo --nunca en grupo-- son los más seguros.